Votar responsablemente

 

Es una obligación de todo ciudadano ecuatoriano con capacidad para votar concurrir a las urnas para participar en la Consulta Popular y Referéndum y ejercer su derecho democrático a decidir mediante el sufragio universal, directo y secreto.
Hay que leer las preguntas para saber qué responder, porque de la decisión que tome en las urnas, más aún tratándose de temas de interés nacional para la institucionalidad, dependerá la gobernabilidad y desarrollo del país.
Este deber y ejercicio republicano que es parte de la democracia participativa debe constituirse en una tradición positiva de ética y libertad, que se asuma conscientemente esta práctica política como una oportunidad de expresar su aprobación o rechazo a las propuestas gubernamentales cuando esta herramienta democrática sea utilizada.
Para esto es necesario cimentar espacios de discusión y deliberación ciudadanas para que las cosas de interés del Estado sean nuestras y puedan ser expresadas sin imposición de ninguna clase. La participación ciudadana debe ser efectiva y eficaz, de lo contrario sería un hecho intrascendente.
De lo que ocurra este domingo y su posterior desenlace en la armonización de las normas y leyes para el equilibrio de poderes, el cumplimiento de sus obligaciones y de una transparente institucionalización, los ciudadanos serán culpables de lo que sobrevenga para la patria en el futuro. (O)

Add Comment